martes, 19 de septiembre de 2017

Abuelita, ¿te acuerdas?


Muchos son los libros de literatura infantil que tratan de acercar y explicar a los niños problemas y situaciones que siempre creímos propias, o no tanto, de la edad adulta. La pérdida de un ser querido, los miedos o la identificación de los sentimientos son sólo algunos aspectos que, ya desde hace años, trata de acercar a los niños y niñas la literatura infantil. Aprovechando el Día Internacional del Alzheimer queremos presentar una pequeña selección bibliográfica a nuestros lectores.




Según el Instituto de investigación en Atención Primaria Jordi Gol de Barcelona, el 37% de los nietos de enfermos de Alzheimer muestran miedo por la enfermedad, y un 50% dicen que les da vergüenza que sus amigos conozcan la enfermedad de su abuelo/a.


Uno de los libros destacados dentro de esa selección y que puede ayudar a los pequeños a entender la situación es “Abuelita, ¿te acuerdas?”, obra escrita por Laura Langston, ilustrada por Lindsey Gardiner y editada por la editorial Beascoa en 2004.


R BEA



Nos cuenta la historia de una abuela y su nieta, una historia cruda y difícil pero que a la vez destila cariño, ternura y respeto. Y es que ahora la abuela vive en casa de Marga. A ella no le importa, quiere mucho a su abuela a pesar de que su papá dice que un día la abuela perderá la memoria para siempre y que se olvidará de todo. Pero ella no le cree, siguen saliendo a pasear juntas, leen historias juntas y cuando nota que está un poco cansada, descansan un poquito las dos juntas. Pero de vez en cuando, nota cosas raras: no se acuerda de palabras, se lía con los nombres, confunde las flores y no sabe cómo volver a casa. A Marga no le importa, si la abuela se olvida de algo, ella se encargará de recordárselo. Pero un día, al volver de la escuela, su abuela no la reconoce.


Qué difícil es convivir con cualquier enfermedad. Si para un adulto resulta complicado comprender qué está sucediendo en ese momento, qué puede pasar por la cabecita de un niño o una niña cuando una persona a la que quiere con locura no es capaz de reconocerle y ve como, día a día, va perdiendo la memoria. Por ese motivo es entendible que la niña comience a sentir miedo y que, alguna vez, desee que la abuela no viva con ellos, que no esté en casa y poder jugar con sus amigos, hacer ruido y comer lo que les de la gana. Pero la abuela vuelve y Marga no sabe quién es esa persona: la dulce abuelita que jugaba con ella y la acariciaba con ternura o aquella otra que no era capaz de reconocerla. En ese momento Marga se da cuenta de lo que sucede; su abuela sigue allí y ella tiene que tomar una decisión, una gran decisión: a partir de ese momento se convertirá en la memoria de su abuela.



“Toda la dulzura de la manzana está en esas manchas marrones y suaves. Lo recuerdo – nos dice – una vez me lo dijo el frutero”


lunes, 11 de septiembre de 2017

DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER EN LA BIBLIOTECA






El próximo 21 de septiembre, es el día mundial del Alzheimer, instituido en 1994 por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Federación Internacional de Alzheimer.
El nombre de esta terrible enfermedad, casi una epidemia en nuestros días, se debe al psiquiatra y neurólogo alemán Aloysius Alzheimer, que fue el primero en describir los síntomas, publicando sus descubrimientos en 1906. Como vemos, lleva más de cien años identificada, pero aún se desconocen muchos de sus aspectos y continúa siendo un mal incurable que deteriora de forma progresiva la mente de las personas afectadas.
La biblioteca se sumará a esta conmemoración acogiendo diversos actos (charla, cuentacuentos) organizados por la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de  Segovia (AFA) con el objetivo de hacer más visible y concienciar a la población de este problema que afecta a toda la sociedad.
El motivo de este recordatorio en el blog y la sección infantil de la biblioteca, a pesar de ser una dolencia que padecen personas adultas, especialmente ancianos, es porque cuando aparece en una familia, todos sus miembros se ven condicionados, incluidos niños y jóvenes. Por tanto, es muy importante estar preparado para esa situación y saber cómo reaccionar o cómo podemos ayudar, dependiendo nuestras posibilidades.
El lema que ha elegido en esta ocasión la Confederación Española es muy significativo: “Sigo siendo yo”.  Con ello quieren transmitir que, aunque nosotros seamos ajenos para ellos cuando nos olvidan y olvidan su pasado, continúan siendo nuestros familiares o amigos y necesitan todo nuestro cariño y apoyo.
Diferentes novelas y cuentos actuales nos acercan al Alzheimer y ofrecen pautas para saber tratar y relacionarse con las personas que padezcan esta dolencia. Aquí tenéis un ejemplo de los libros que podéis encontrar en nuestra sección para jóvenes y niños, que ayudarán a los más pequeños a comprender mejor a los enfermos de Alzheimer:

  “Yo soy yo”                                                A ALG let
  “Guillermo Jorge Manuel José”                 A EKA
     “El zorro que perdió la memoria”              A LOG
      “Mi abuela tiene…”                                    A SM
    “Mi abuelo Simón lo sabe”                         R ANA
     “Abuelita, ¿te acuerdas?                            R BEA
     “Abue, cuéntame”                                      R FCE ori
   “El secreto de Sofía” (uno de los cuentos)   R GUA
    “Señor Mayor”                                            R SYL
   “Estás en la luna”                                      V KAL sie
 “En la laguna más profunda”                    AM SIR tre




lunes, 4 de septiembre de 2017

Gonzalo Moure: Premio Cervantes Chico 2017







El ganador del Premio Cervantes Chico de este año, abandonó la carrera de Ciencias Políticas por seguir el sueño que tenía desde su infancia: escribir. Una pasión nacida en un ambiente familiar literario (su madre escribía cuentos y su abuelo era poeta), donde siempre estuvo rodeado de libros que alimentaron su imaginación para crear historias. Trabajó como periodista principalmente de radio, como guionista de televisión y también como creativo de publicidad, dedicándose finalmente a la escritura como profesión.

La casi exclusiva dedicación a la literatura infantil y juvenil, proviene, según explica el propio autor, del descubrimiento en su primera novela de lo fácil que es meterse en la mente de un niño.

La temática que aborda abarca cualquier problemática social (“Maíto Panduro”), con especial atención a las relaciones familiares, más concretamente entre padres y adolescentes (“El síndrome de Mozart”). Otro  tema recurrente en sus obras es el problema, aún sin resolver, del Sáhara, que es tratado por el escritor desde diversos puntos de vista (“El beso del Sáhara”, “Los gigantes de la luna”, “Palabras de caramelo”). Aunque su implicación con el pueblo saharaui va más allá de la literatura, así lo demostró poniendo en marcha, junto a otras personas, la idea de bibliobuses que recorrieran los campamentos de refugiados de Tinduf, para llevar la lectura hasta el desierto de Argelia. Este interesante proyecto se denomina “bubisher” (así se llama en el desierto a un pájaro que trae buena suerte) y podéis participar en él de muy diversas formas. Si queréis información, buscad en internet.

Gonzalo Moure participa en congresos nacionales e internacionales sobre literatura infantil y juvenil y se prodiga también en encuentros con lectores: tanto en clubs de lectura o bibliotecas, como en centros escolares, pues la lectura de sus libros es muy recomendada a nivel educativo.

Muchas de sus obras han sido merecedoras de premios diversos. Así, tiene en su haber casi todos los galardones editoriales de colecciones juveniles: El Barco de Vapor, el Ala Delta, el Gran Angular. Además de aparecer varios de sus libros en la Lista de Honor del IBBY y en el catálogo “White Raven" de la Feria del Libro de Bolonia.

En la sección de efemérides dentro de la sala infantil tendréis expuestos sus libros, disponibles para llevar a casa y disfrutarlos. “Lo importante de la literatura es lo que sugiere, no lo que dice”, afirma el autor. Podéis comprobar que él consigue trasladar a cada lector hasta los lugares y situaciones que describe en sus narraciones.

El Premio Cervantes Chico fue creado en 1992 por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, como reconocimiento a la trayectoria de escritores de literatura infantil y juvenil en lengua castellana. Se valora, además de la categoría literaria de su obra, la popularidad y  la utilización de sus libros como recurso didáctico en el ámbito educativo. Este premio tiene entre sus objetivos el fomento de la lectura entre los más jóvenes y, lo que es más importante, promover entre ellos actitudes y valores positivos, como el respeto, el esfuerzo o la colaboración; de ahí que premien a aquellos escolares que se destaquen por ponerlos en práctica.






lunes, 10 de julio de 2017

Gloria Fuertes (1917-1998)



Conmemoramos este mes de julio, el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, “poeta de guardia” siempre armada de su pluma y siempre dispuesta a dejarnos, no sólo sus divertidas ocurrencias, sino, como poeta para todos que era, su comprensión para el sufrimiento y a la vez su decisión para denunciar injusticias.

Esta mujer independiente, valiente, luchadora, inteligente y a pesar de todo ello, sencilla, nació en Madrid en el castizo barrio de Lavapiés en 1917. Su humilde familia tenía necesidades básicas que cubrir y no entendía (más bien trataba de impedir) el interés exagerado de la pequeña Gloria por la lectura y la escritura. Así que fueron su esfuerzo y determinación personal lo que llevó a esta gran escritora al lugar de honor que ocupa en el mundo de las letras.
Cuando solamente contaba cinco años, escribía cuentos que ella misma ilustraba. A los catorce años plasmó sus primeros versos en el poema “Niñez, juventud, vejez”. Con diecisiete años completó su primer libro de poesía “Isla ignorada” que fue publicado años más tarde, en 1950. Al año siguiente sus versos comienzan a ser publicados en una revista infantil y se inicia en los recitales a través de las ondas de Radio Madrid.

Aunque tras la muerte de su madre en 1934, para ayudar en casa, tiene que emplearse en diversos trabajos como contable y secretaria, continuará escribiendo: ya sea como redactora y colaboradora de diversas revistas infantiles y también de adultos, a las que aportó cuentos, historietas y poesías o estrenando varias obras de teatro infantil y logrando que se llevaran a escena poemas suyos en salas madrileñas. Colaboró además en una revista femenina con cuentos de humor  y en 1950 organiza la primera biblioteca ambulante infantil, para hacer llegar la lectura a pequeños pueblos, contribuyendo a paliar la situación de analfabetismo que existía en el ámbito rural dada la escasez de medios. De esta época es la famosa foto sobre su Vespa, llevando cajas con libros y repartiendo cultura por rincones olvidados de nuestra geografía. También fundó el grupo femenino “Versos con faldas” que se dedicará a ofrecer recitales por bares y cafeterías de Madrid y, junto a Antonio Gala, entre otros, creó la revista poética Arquero. Mientras tanto continuó publicando libros de teatro y poesía y obteniendo premios por ellos. Así en 1966 recibió el Premio Lazarillo por “Cangura para todo”, obra que mereció el Diploma de Honor del Premio Internacional de Literatura Infantil Hans Christian Andersen en 1975.

En 1955 comenzó sus estudios de Biblioteconomía e Inglés en el Instituto Internacional de Madrid, donde trabajó como bibliotecaria y al que volvería años más tarde para dar clases de español para norteamericanos.

Desde 1961 a 1963 vivirá en Estados Unidos gracias a una beca Fullbright que le permitirá además, impartir clases en varias universidades de este país.
De la colaboración intensa con diversos programas infantiles de Televisión Española, ya todos conocemos, unos por vivencia y otros por referencia.

Pero si la celebración de este centenario tiene un objetivo principal, ese es sin duda descubrir a las nuevas generaciones de padres y madres (que tal vez cantaron “Un globo, dos globo, tres globos…”), la faceta de Gloria Fuertes como autora total que escribía para todas las edades y se interesaba por el mundo que le rodeaba y por los problemas cotidianos de la gente . No en vano defendió la igualdad entre hombres y mujeres, el pacifismo y el medio ambiente. El compromiso social estaba siempre presente en sus libros, pero con ese toque de humor tan propio.

De su importante obra para aquellas personas que ya no son tan niñas, destacaremos algún ejemplo de los géneros que abarcó: Poesía: “Ni tiro, ni veneno, ni navaja”; teatro: “El caserón de la loca”; relatos: “El rastro”.
A la Gloria Fuertes niña, que tantos y tantos libros infantiles publicó, es preciso no olvidarla; pero de eso se encargan los pequeños lectores que año tras año se encuentran con doña Pito Piturra, con la Oca Loca, con el Camello Cojito y vuelven a darles vida y con ellos,  a su autora. En este empeño habremos de continuar la comunidad escolar, las librerías, las bibliotecas y todas aquellas personas e instituciones interesadas en el fomento de la lectura de calidad.


Acercaos a cualquiera de los libros de esta escritora y podréis conocer, en las palabras y entre líneas, sus pensamientos y sentimientos, que podrían resumirse en un solo concepto: humanidad. Algo que ella poseía y derrochaba generosamente.

lunes, 26 de junio de 2017

Actividades en julio



Disfruta de las actividades este verano en la Biblioteca Pública de Segovia:

  • Si te gusta el origami, no pierdas la ocasión de aprender con Amalfy Fuenmayor
  • Además, todos los lunes talleres con Gael Zamora y los miércoles con Marta Herguedas
  • Los viernes, cuentacuentos

Todo a las 12.00 h. ¡inscríbete ya!!